webmailMapa del Sitio

radio videos publicaciones

fotos

“Expulsados del Paraíso…”: teatro comprometido con la memoria

En el marco de los 40 años de la UNCA y con el auspicio del Rectorado, de la Secretaría Académica y del Departamento Historia de la Facultad de Humanidades, se puso en escena la obra de teatro: “Expulsados del paraíso. El pibe, el Chacho, el Cura y el Flaco”.

Se trata de una obra que, situada en los años difíciles de la última dictadura militar, relata los infortunios que debieron sufrir cuatro docentes de la UNCa., con el propósito de mantener viva la Memoria y transmitir a los jóvenes aquellos graves hechos del pasado asentados en la intolerancia y la violencia.

La obra de teatro estuvo dirigida por Oscar Carrizo y los actores fueron:

* El pibe        Javier Vicente

* El chacho   Francisco Agüero

* El cura       Sebastián Acevedo

* El flaco      José Luis Garcia

* Él                Darío Atencio Icari

El magíster Luis Navarro Santa Ana sintetizó su obra: “Desde mi contemporaneidad examino los acontecimientos que nutrieron esta existencia de 40 años, rubricada por ritmos de evoluciones e involuciones, y sin usar anteojeras que me impidan la objetiva y retrospectiva  visión, rememoro un periodo que desde ya y desde siempre lo intitulo como “nunca más”.

Me refiero a la etapa comprendida entre los años 1976 y 1983. Siete años de dolor, de humillación humana, de miedos, de censuras, de privaciones de los derechos, de protagonismos mesiánicos que marginaron y descalificaron a los ejercieron valientemente la natural libertad de pensar y obrar diferente.

Catamarca no fue ajena a este sombrío proceso y nuestra universidad, inmersa en él, nos convirtió en actores directos o indirectos de una trágica comedia que “nunca mas” deberá ser puesta en escena.

Para que nuestros jóvenes conozcan y comprendan el significado de esas luchas y de las injusticias que laceraron el espíritu de hombres y mujeres perteneciente a los claustros docentes de nuestra alta casa de estudio, he aquí las palabras y los testimonios de cuatro de ellos que sufrieron el dolor, hoy mitigado por el perdón superador y la manifiesta alegría de poder observar cada día la luz del sol y continuar experimentando la satisfacción que regala el ejercicio de la docencia por y para la vida.

Motivo por el cual, respaldado por los testimonios de vida de cuatro colegas protagonistas directos en esta historia, escribí esta obra de teatro, como una forma diferente de ilustrar y recordar como sucedieron los acontecimientos. Ellos son:

•          Licenciado Segundo Rosendo Ruiz

•          Licenciado Francisco Reynoso (fallecido)

•          Doctor Luis A. Reyes

•          Doctor-Sacerdote Luis Simón Páez (fallecido)